Carencia de vitaminasLa carencia de vitaminas es un problema de salud pública que afecta mayormente a los países del tercer mundo. Una adecuada nutrición es esencial para proveer al organismo de los nutrientes necesarios para un óptimo crecimiento, para un correcto funcionamiento de reacciones bioquímicas en lo concerniente a la síntesis de hormonas, enzimas, células, entre otras, y para un adecuado funcionamiento del sistema de defensa. Muchos son los factores que interactúan entre si, que hacen posible la aparición de la mal nutrición y con ella la carencia de vitaminas. A continuación se expone una lista:
* Los niveles de pobreza que impiden acceder a los nutrientes esenciales
* Dietas inadecuadas y sin supervisión especialista
* Malos hábitos nutricionales, especialmente en niños.
* Enfermedades gastrointestinales
* Condiciones médicas (falla cardiaca, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, infecciones, cáncer, pérdida de dientes, disfagia, artritis reumatoidea, síndromes de mal absorción, dispepsia, infección por Helicobacter pylori, gastritis atrófica, enfermedad de Parkinson, hipermetabolismo, hipertiroidismo)
* Factores psicológicos (depresión, demencia, enfermedad de Alzheimer, alcoholismo).
* En las personas de la tercera edad, la denominada "anorexia de la vejez", la cual se caracteriza por una disminución del apetito y en la ingesta de alimentos relacionada con la edad.

Son 13 las vitaminas necesarias para un adecuado estado de salud y funcionamiento del organismo, 4 de ellas son liposolubles (A, D, E, K) y las restantes hidrosolubles, por lo tanto cualquier alteración en el tracto gastrointestinal que conlleve a una mal absorción de las grasa pone a la persona en riesgo de un déficit de vitaminas. Es de recordar, que un pequeño porcentaje de estas vitaminas son sintetizadas por el organismo (vitamina D a partir de esteroides, la vitamina K y la biotina por la microflora intestinal, y la niacina a partir del triptófano, este ultimo un aminoácido esencial) las demás deben ser suplidas en la dieta.
El déficit de una sola vitamina es poco probable, por lo general se presenta déficit de varias vitaminas, lo que puede dificultar la detección. A continuación se exponen las vitaminas y los síndromes por deficiencia relacionados.


La valoración de cada paciente debe ser completa e individualizada, prestando especial atención a las condiciones socioeconómicas, edad del paciente, hábitos alimentarios, antecedentes médicos de importancia y condiciones culturales, que puedan afectar el estado nutricional del individuo. El diagnóstico de los síndromes antes descritos se escapa del enfoque de este artículo, no obstante el interrogatorio y el examen físico pueden dar pistas referentes a los posibles síndromes que este presentando el paciente como también a los probables déficits de vitaminas involucrados.

Lo anterior nos muestra que la mejor manera de tratar estos síndromes es previniendo su aparición.
Bibliografía
1. Kumar: Robbins and Cotran: Pathologic Basis of Disease, 7th ed. 2005
2. Chapman IM. Nutritional Disorders in the Elderly. Med Clin N Am 90 (2006) 887?907