Accidentes caserosLos accidentes caseros y aquellos accidentes que ocurren durante el desarrollo de actividades físicas que implican algún tipo de riesgo corporal, son muy frecuentes en las consultas hospitalarias ambulatorias o de emergencia, en especial cuando hay niños o ancianos en casa, y muchas veces, ante estas situaciones, hemos puesto en práctica determinadas acciones de atención primaria, para hacer frente a contusiones (golpes o caídas) y heridas abiertas (cortes, laceraciones, etc), que incluyen: Lavado o limpieza de la zona afectada, uso de hielo, preparados caseros y hasta la típica crema que siempre hemos tenido cerca.
Todas estas medidas antes mencionadas, cuando son realizadas de manera oportuna y adecuada, determinan el control de la situación, en especial de aquellos accidentes que pueden ser considerados "leves o moderados".

Por otro lado, cuántas veces nos hemos hecho la pregunta: "Y, cuál es el mejor medicamento que hay que tener cerca ante estas eventualidades?" "Qué es lo primero que tengo que hacer en estos casos?". Para responder a estas inquietudes, es necesario precisar que lo primero es mantener la calma y actuar con prontitud. Si el accidente (golpe o herida) es grave o nos deja dudas de lo que pudiera ocurrir como consecuencia, lo mejor será acudir a consulta médica con el especialista. De lo contrario, de tratarse de una lesión leve, el tratamiento de inmediato debe ser la administración tópica de antiinflamatorios o cicatrizantes (previa limpieza local, en este último caso).
A lo largo de los años, han aparecido cremas y pomadas muy utilizadas pero que no satisfacían ambas necesidades en simultáneo: Desinflamar y Cicatrizar, en particular cuando los golpes ocasionan la exposición y contaminación de los tejidos (piel o tejido subcutáneo). Sin embargo, hace algunas semanas, Lukoll ha puesto a disposición del público en general un nuevo producto con el nombre de TRAUMAPLANT®, único producto bajo la formulación de crema, y cuyo principal componente es la Consuelda, un vegetal que posee efectos cicatrizantes por la presencia de Alantoína, y antiinflamatorios por la presencia de Colina y Acido de Romero. Es decir, es la primera crema que en cualquier caso de accidente doméstico o como consecuencia de nuestras actividades físicas cotidianas, nos ofrece un beneficio completo para manejar correctamente al paciente que ha sufrido de contusiones y/o heridas abiertas de magnitud leve a moderada.

TRAUMAPLANT® no posee efectos secundarios, y sus beneficios pueden ser percibidos a los pocos minutos después de su aplicación local. No hay restricción en pacientes pediátricos ni gerontes por su rápido metabolismo y mínimas concentraciones sistémicas. TRAUMAPLANT® está disponible en un tubo de 25gr para administrarlo una a dos veces por día en la zona afectada, un producto que le ofrece eficacia y máxima seguridad y por tanto, nunca debe faltar en nuestro botiquín de primeros auxilios.